Consejos para que no te coma un tiburón

Comparte...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Desde que se estrenó la película ‘Tiburón’ la imagen de estos animales se ha visto muy perjudicada. Si analizamos las mayores causas de muerte en humanos, los ataques de tiburones no se encuentran entre los primero puestos porque no son tan peligrosos como creemos.

Precauciones para que no te coma un tiburón

Precauciones para que no te coma un tiburón

Eso sí, de vez en cuando nos informan de que en alguna playa del mundo se ha avistado un escualo o se ha producido un ataque. Si quieres evitar que esto te pase aunque veranees en Madrid, sigue estos consejos para que no te coma un tiburón.

Toda precaución es poca

Lo primero que hay que saber es que hay costas donde los tiburones son habituales y otras que no. Florida, Australia o Ciudad del Cabo son los sitios en lo que se registran el mayor número de ataques así que este es el consejo más importante: no hay que bañarse en aguas infestadas de tiburones. Y quien dice infestadas dice propensas a tenerles como visitantes. Véase las caídas entre bancos de arena o corales y las zonas de pesca.

Algunas costumbres de los tiburones son muy conocidas. Por ejemplo, su afición por la sangre ¡la huelen! Por eso, no hay que bañarse con heridas que sangren. Obviamente, un pequeño corte hecho con un folio no supone mucho riesgo pero las personas hipocondriácas deberían abstenerse también en ese caso. Otra de sus costumbres es la de que comen al amanecer o cuando anochece. ¡No te bañes a esas horas! Que sí, que los tiburones también pueden picar entre horas, pero no es habitual. También es habitual oír eso de “no chapotees o vendrán a por ti”, con toda la razón. Nada cual sirena, en grupo y, si buceas, hazlo a la misma altura o por debajo de los tiburones.

Otros consejos para que no te coma un tiburón

Además de lo anterior, hay más cosas que hay que saber para evitar el ataque de los tiburones. Aunque para ir a la playa lo mejor es hacerlo lo más cómodos posible, todos sabemos que siempre hay alguien que se pone sus mejores galas. ¡Error! El brillo de las joyas es similar al de las escamas de los peces así que nada de engalanarse.

Si aún siguiendo todos los consejos ves un tiburón (relativamente cerca y si estás en su punto de mira) hay que mantener la calma. Sí, tranquilo, no hay que dejarse intimidar por un animal de más de seis metros de largo y tres filas de dientes. Lo mejor es moverse con normalidad hasta alcanzar un lugar seguro para ponerse a salvo, sin hacer movimientos extraños.

Por último, si nada de esto a servido y nos vemos involucrados en un ataque de tiburón sin ser el animal, hay que luchar. En este caso el refrán que dice “más vale maña que fuerza” está de nuestro lado y un golpe oportuno en el hocico puede salvarnos la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!